Cómo alimentar con energía solar un sistema de vigilancia inalámbrico

En ocasiones hemos hablado de los distintos tipos de sistemas de seguridad para huertos solares: circuitos cerrados de televisión, barreras de control de acceso, sensores de valla, central receptora de alarmas. Pero en este post te vamos a hablar de cómo alimentar con energía solar un sistema de vigilancia inalámbrico.

Tipos de cámaras de vigilancia

Existen diferentes tipos de cámaras de vigilancia exterior. Por un lado, tenemos las cámaras convencionales, que graban con luz natural o diurna la imagen de video que captan. También tenemos las cámaras térmicas, que utilizan la radiación infrarroja que emite el sujeto vigilado para formar la imagen. Y, finalmente, las domos PTZ, que son cámaras que tienen la capacidad de rotar hasta 360 grados en el plano horizontal, 180 grados en el plano vertical y hacer zoom en la imagen para seguir un objetivo.

Todas estas cámaras necesitan llevar al menos un cable para que le proporcione la energía que necesitan para funcionar y otro cable para la transmisión de datos si se trata de un circuito cerrado de televisión. También pueden llevar un único cable Ethernet pop, que sirve para suministrar la energía y para la transmisión de datos (audio o video) al centro de recepción y almacenamiento.

¿Qué es un sistema de vigilancia inalámbrico?

Frente a estos sistemas de videovigilancia cableados, tenemos la videovigilancia mediante cámaras inalámbricas o IP. Son cámaras que se conectan a internet para transmitir la información, bien sea mediante wifi o mediante señal de radio.

Con este tipo de cámaras sin cable se simplifican las instalaciones y se reducen costes, ya que podemos colocar las cámaras en puntos remotos donde es difícil o caro llevar el cable de transmisión de datos. Las cámaras tienen una antena wifi o de radio en su interior, la cual transmite a la unidad receptora la señal de audio y video.

Con la antena conseguimos eliminar el cable de transmisión de datos, pero seguimos necesitando energía para alimentar la cámara.

Hasta hace poco, esto se suplía con baterías, pero esto tiene el inconveniente de que las baterías se agotan rápidamente, necesitan cambiarse periódicamente así como un mayor mantenimiento.

Alimentación mediante energía solar

Cuando tenemos que colocar cámaras de seguridad en un espacio de difícil acceso o donde es complicado llevar el suministro eléctrico, podemos utilizar las modernas cámaras de vigilancia con alimentación solar.

Hay dos tipos de cámaras solares: las que tienen el panel incorporado en la propia cámara. Es una solución compacta y más sencilla de instalar. El panel solar que capta la energía se encuentra sobre la cámara y la hace funcionar sin necesidad de conexión a la red eléctrica. Otras cámaras de vigilancia solares llevan el panel solar separado. Son cámaras normales a las que se conecta una placa solar independiente que le aporta la energía necesaria.

Este tipo de cámaras son válidas para vigilancia exterior y de día, pero, ¿qué ocurre cuando cae el sol? La solución la tenemos en las baterías recargables con energía solar. El panel solar que sirve para alimentar la cámara mientras es de día, también va cargando una batería de menor capacidad que suministra la energía necesaria cuando se hace de noche o cuando es de día, pero no hay sol.

Kits compactos y kits con elementos separados

Algunos fabricantes comercializan un tipo de cámara en forma de kit compacto. En un único elemento, tenemos la cámara, el panel fotovoltaico y la batería recargable para funcionar cuando no hay sol.

También encontramos en el mercado kits compuestos de elementos separados: por un lado, tenemos el panel, y por otro la cámara y la batería recargable. Para que funcionen tenemos que conectar estos elementos entre sí.

Instalación en poste

Para usos más intensivos y con mayores requerimientos energéticos existen soluciones ad hoc de cámaras convencionales, tipo domo PTZ, que se colocan sobre un poste metálico en altura. Sobre ese poste también se instala un panel solar potente, que alimenta la cámara y una batería generosa que garantiza el suministro durante largas horas sin luz nocturnas o periodos de baja radiación solar.

En el mismo poste también iría el equipo de antena y enlace para transmitir la señal de audio y video a la central receptora.

La instalación en poste es muy frecuente en lugares aislados donde es difícil llevar el cableado necesario. Son muy utilizadas en videovigilancia de cultivos, en carreteras y en canteras o minas, donde es complicado llevar la instalación eléctrica. También podemos verla en parques fotovoltaicos o en grandes superficies logísticas aisladas.

Las ventajas que tienen estas instalaciones en poste son:

  • Su montaje es fácil y rápido.
  • Son reutilizables cuando necesitemos llevarlas a otro emplazamiento.
  • Son seguras y fiables ya que cuentan normalmente con un panel fotovoltaico y una batería de alta capacidad.
  • Pueden ser la única solución asequible para vigilar determinadas instalaciones.
  • Podemos aprovechar equipos de transmisión de datos y cámaras normales que encontramos fácilmente en el mercado.
  • Son muy útiles para vigilar zona de almacenamiento al inicio de las obras.

 

cómo alimentar con energía solar un sistema de vigilancia inalámbrico

¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar cámaras de vigilancia alimentadas por energía solar?

Bien optemos por un kit o por una instalación en poste, tenemos que tener en cuenta los siguientes aspectos a la hora de adquirir los equipos:

Capacidad del panel solar

El panel solar tiene que ser adecuado para alimentar la cámara de vigilancia y para recargar la batería de la instalación. Necesitamos un asesoramiento de un especialista para que calcule y optimice la instalación eléctrica, para no gastar de más ni de menos.

Capacidad de transmisión de datos

La señal de video y de audio se puede transmitir por wifi cuando sea posible. En caso de que no contemos con una instalación wifi cercana para conectar la cámara a internet, tendremos que hacer una conexión mediante la red de telefonía móvil (3G o 4G).

Seguridad de la instalación

La instalación de las cámaras y de los paneles deben estar en sitios de difícil acceso, en altura en poste o sobre un edificio cuando sea posible. También podemos configurar la cámara de forma que permita la detección de intrusos o dotarla de sistemas de video análisis y alarma sonora o luminosa mediante sensores para disuadir posibles ataques.

Tenemos diferentes soluciones para proteger nuestras instalaciones cuando es complicado llevar el cableado. Pero siempre es necesario confiar el diseño de nuestro sistema de vigilancia a una empresa especializada. Harán que invirtamos la cantidad necesaria para tener un buen equipamiento de seguridad y nos evitarán comprar equipos que no sean adecuados.

 

 

 

 

 

 

 

Sin Comentarios

Publicar un comentario

This website uses its own and third-party cookies to analyze your browsing and offer a more personalized service and advertising according to your interests. Continue browsing implies the acceptance of our Cookies Policy. +info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar