Diferencia entre sensor de movimiento y barrera infrarroja

Cada vez son más las personas que apuestan por los sistemas de alarma perimetral con barreras infrarrojas. Estos tipos de detectores de movimiento proporcionan mayor seguridad y tienen la capacidad de proteger las áreas de interior y exterior con mayor alcance que un dispositivo estándar. Pero,  ¿sabes la diferencia entre sensor de movimiento y barrera infrarroja?. Te lo explicamos aquí.

No obstante, surgen dudas a la hora de elegir un detector de presencia o una barrera infrarroja. La elección del sistema que más nos conviene se determina en función de las características de cada uno y nuestras necesidades. A continuación, vamos a explicar la diferencia entre sensor de movimiento y barrera infrarroja y la conveniencia de la instalación de estos sistemas.

¿Qué es un sensor de movimiento?

Un sensor de movimiento o detector de presencia se caracteriza por ser un sistema eléctrico orientado tanto a la domótica como a los sistemas de seguridad. Se encarga de vigilar una zona, de forma que al identificar un desplazamiento ofrece una respuesta previamente programada. Cuando se genera un movimiento puede llegar a sonar un dispositivo o, incluso, alertar al vigilante.

En más de una ocasión hemos ido de compras y hemos tenido que esperar a que las puertas de un comercio se abran para poder acceder a este. Lo que realmente activa este mecanismo es el sensor de movimiento. Al detectar esta presencia, se establece una orden que permite deslizar la puerta de cristal para permitir el paso.

Tipos de sensor de movimiento

La tecnología ha progresado mucho en los últimos años y estos detectores han mejorado su desarrollo. Podemos encontrarlos con menor tamaño y mayor sensibilidad para reducir falsos avisos. Por ejemplo, ante los que podrían generar los animales de compañía.

Actualmente, nos encontramos con distintos tipos de detectores de movimiento dependiendo del uso de la tecnología para la detección, pero principalmente, diferenciaremos dos modalidades que hacen referencia a la emisión y recepción de la energía.

Diferencia entre sensor de movimiento y barrera infrarroja

Detectores de movimiento pasivo

Este tipo de sensor es el que más se utiliza en los negocios, y se les denomina pasivos o PIR porque no usan ningún tipo de energía para su funcionamiento. En este caso, recibirán la radiación infrarroja para detectar las variaciones en el espacio.

Cuando se genera un cambio brusco de movimiento o se emite cierto calor es el momento en el que se activan. Partimos de la base de que cualquier ser vivo emite energía infrarroja y los detectores de movimiento pasivo reconocen una fuente situada entre los 8 y 12 micrómetros.

Detectores de movimiento activo

El sensor de movimiento activo emite energía y funciona a través del envío de ondas ultrasónicas. Cuando se emite una señal determinada y se recibe otra distinta, el sistema detecta una irregularidad y activará la alarma. De esta forma, se ejecuta una orden con una respuesta previamente programada.

Cierto es que este tipo de sensores se utiliza en distintos entornos, pero no son instalados normalmente en hogares y negocios, puesto que ofrecen falsas alarmas y generan muchas más molestias que beneficios.

¿Qué es una barrera infrarroja?

Las barreras perimetrales son idóneas en la seguridad para naves industriales u otro tipo de negocios. Están dotadas con un componente tecnológico que tiene una doble función. Por un lado, disuaden a las personas no autorizadas y, por otra parte, detectan accesos no permitidos a una zona protegida.

Cuando alguien se introduce en un determinado perímetro, este sistema de alarma se dispararía y se pondría en funcionamiento. La central o empresa responsable comprobaría lo que ha sucedido y avisaría a la policía si fuera necesario.

Este tipo de barrera infrarroja está conectada a una alarma y diseñada para proteger las zonas comunes, los jardines, las piscinas, etc. Por lo tanto, no podrá acceder nadie ajeno al recinto sin un permiso previo.

Tipos de barreras infrarrojas

Gracias a la amplitud del alcance de las ondas infrarrojas, este sistema de seguridad nos permite salvaguardar de extraños en amplios espacios del interior y exterior en grandes superficies comerciales u otro tipo de negocios.

La elección de un sistema de alarma perimetral dependerá de las necesidades de protección de aquellas zonas donde otros dispositivos no son funcionales. Las barreras infrarrojas suelen diferenciarse, según el modo de obtención de su energía. Hay dos tipos que debemos tener en cuenta: las solares y eléctricas.

Barreras solares

La barrera solar infrarroja detecta el paso de personas, ya sea a través de puertas, pasillos o ventanas. Se caracteriza por tener un transmisor que emite un haz doble de luz infrarroja que no es visible al ojo humano.

Cuando los rayos infrarrojos se ven interrumpidos por el paso de personas, se activa esta alarma. Este dispositivo inalámbrico funciona con energía solar y debe instalarse en lugares donde reciba directamente la luz del sol.

Barreras eléctricas

Por el contrario, las barreras eléctricas necesitan de corriente eléctrica para poder funcionar. No obstante, su finalidad es la misma al proteger de manera rápida y efectiva el acceso a instalaciones o a cualquier otro edificio exterior. Tiene un amplio campo de visión y diferentes capacidades para adaptar su configuración al entorno de las instalaciones.

Diferencias principales entre barrera infrarroja y sensor de movimiento

Según lo expuesto anteriormente, cabe resaltar que una barrera infrarroja proyecta varios haces infrarrojos y genera un haz de luz infrarroja, que la parte receptora transforma en señal eléctrica. Cuando dicho pulso genera una variación o es interrumpido, se activa la alarma.

Por su parte, el sensor de movimiento es un detector de movimiento de un cuerpo caliente, que está a unos 10 a 15 metros y unos 90 grados de radio aproximadamente. De esta forma, se generaría una alarma por cruce de situaciones.

No obstante, las ventajas son similares en cuanto a seguridad se refiere y evitar posibles actos vandálicos o la detección de intrusos en ciertas áreas. A esto, cabe añadir que soportan las inclemencias climáticas y cubren amplias áreas de visión.

En resumen, una vez se conocen las características y principales diferencias habrá que optar por el dispositivo que cubra nuestras necesidades reales. Nada tiene que ver la instalación de este sistema de seguridad en una tienda de moda que en una nave industrial de grandes dimensiones.

Esperamos haber resuelto tus dudas sobre la Diferencia entre sensor de movimiento y barrera infrarroja.

 

 

Sin Comentarios

Publicar un comentario

This website uses its own and third-party cookies to analyze your browsing and offer a more personalized service and advertising according to your interests. Continue browsing implies the acceptance of our Cookies Policy. +info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar