Dónde colocar las cámaras de seguridad

Definir correctamente dónde colocar las cámaras de seguridad es fundamental para proteger nuestras instalaciones. Máxime cuando estamos hablando de seguridad industrial, donde nos encontramos con grandes espacios que proteger, con un amplio perímetro y, a veces, en entornos remotos y deshabitados, como los parques fotovoltaicos o los polígonos industriales.

En este tipo de espacios, hay que redoblar las medidas de seguridad. La televigilancia es fundamental. Juega un papel de seguridad activa y pasiva: sirve para protegernos cuando se ha producido la intrusión o el riesgo que sea y también para disuadir a los potenciales intrusos. También permite a los responsables de seguridad detectar a posibles intrusos en las inmediaciones de nuestras instalaciones y estar alerta para evitar que entren.

En caso de incendios u otras catástrofes, la correcta ubicación de las cámaras de seguridad pueden servir para dirigir la labor de los equipos de rescate y localizar a personas atrapadas (como las cámaras especiales para entornos ATEX en la industria del oil & gas).

A la hora de definir la ubicación de las cámaras de seguridad, es necesario tener en cuenta también factores como el tipo de industria en la que nos encontremos. No es lo mismo proteger un centro comercial que una planta petrolífera o un parque fotovoltaico. También influyen otros aspectos como la climatología. Las cámaras de seguridad tienen que poder adecuarse a climas extremos: zonas muy lluviosas, con nieve o clima desértico.

Algunas pautas recomendables a la hora de instalar cámaras de seguridad

Cuando las cámaras de seguridad van ubicadas en el interior, se colocan principalmente en las esquinas, ya que desde ellas se cubre un mayor ángulo de visión. También se colocan en puntos donde se cubra los posibles puntos de entrada como son las puertas y ventanas.

En la vigilancia interior, lo común es combinar cámaras visibles con cámaras invisibles. Las primeras cubren la mayor parte de los puntos críticos y las invisibles se utilizan para proteger los puntos ciegos, donde las cámaras convencionales no llegan.

Si el edificio tiene varias plantas, lo recomendable es extremar la presencia de cámaras en la planta baja, donde se producen la mayoría de las intrusiones. Es aconsejable también colocar las cámaras de visión nocturna para los entornos oscuros o peor iluminados.

En el exterior de las instalaciones, es necesario cubrir todos los posibles puntos de acceso, como la puerta o las vallas o muros que delimitan el perímetro de nuestras instalaciones. También hay que tener cámaras en el exterior vigilando las puertas y los accesos a los edificios.

Las cámaras tienen que estar a una altura suficiente para que no se puedan alcanzar desde el suelo. Las cámaras en el exterior deben ser visibles, ya que esto ejerce un importante efecto disuasorio. Al verlas, los ladrones siempre se lo piensan dos veces antes de entrar. También tenemos que tener en cuenta la normativa de protección de datos personales y de la intimidad, sobre todo si las cámaras están apuntando hacia la vía pública o domicilios particulares.

Las zonas muertas de las cámaras de seguridad

La zona muerta de la cámara de seguridad es el área que se sitúa debajo de la cámara donde esta no puede alcanzar. Queda fuera de su campo de visión, por eso recibe el nombre de zona muerta. En el diseño de la instalación de seguridad, es necesario tener en cuenta todos los posibles ángulos muertos de las cámaras, para que estos sean cubiertos con otras que cubran ese espacio.

Las zonas muertas es uno de los grandes retos de seguridad, y el que suelen buscar los ladrones profesionales para colarse dentro de las instalaciones industriales.

Tipos de cámaras de seguridad y dónde ubicarlas

Las cámaras se pueden clasificar en dos grandes grupos según dónde colocar las cámaras de seguridad. Así tenemos cámaras de interior y cámaras de exterior. Dependiendo del tipo de tecnología que empleen podemos encontrarnos con otros tipos.

Cámaras con Infrarrojos

Son cámaras que permiten la visión nocturna gracias a la tecnología infrarroja. Son ideales para vigilar espacios las 24 horas del día, tanto en interior como exterior. Estas cámaras pueden grabar en color de día y en blanco y negro cuando es de noche o no hay iluminación.

Cámaras Antivandálicas

En zonas muy transitadas y donde hay mucho público, también en entornos remotos, se emplean cámaras especiales, que tienen un mayor protección frente al vandalismo. Estas cámaras están dotadas de carcasas metálicas de gran resistencia y tubos especiales que protegen el cableado. Se montan en la vía pública, en plazas, pero también en los exteriores de almacenes y en aparcamientos. Son sometidas a pruebas muy exigentes para poder comprobar su resistencia a todo tipo de agresiones.

Cámaras IP

Las cámaras IP están conectadas a internet. Pueden ser cableadas o inalámbricas, y se controlan de forma remota, desde un ordenador o un móvil con conexión a la red.

Cámaras motorizadas y con zoom

Son cámaras Domo que pueden girar en distintos ángulos y desplazarse sobre un eje fijo. Un ejemplo serían las cámaras tipo PTZ, que permiten cubrir hasta 360º a su alrededor. Son idóneas para crear un circuito cerrado de televisión completo. Además, estas cámaras también cuentan con zoom que permiten acercar o alejar objetos según convenga.

Dónde colocar las cámaras de seguridad

Cámaras Ocultas

Las cámaras ocultas son muy útiles para colocarlas en sitios estratégicos para cubrir posibles lugares más reducidos o que queden fuera del control de las cámaras visibles. Son ideales para proteger ángulos muertos. O lugares donde nos interesa que no se sepa que hay una cámara de seguridad.

Por qué necesitamos una consultora especializada en seguridad

Para proteger espacios industriales es necesario contar con una consultora especializada en seguridad. Previamente a la instalación de las medidas de seguridad, es imprescindible un estudio completo de ingeniería para planificar cuáles son las medidas de videovigilancia y otros dispositivos que tenemos que instalar.

La consultora de seguridad se ocupa de las tres fases de cualquier proyecto de seguridad: diseño, instalación y también del mantenimiento de los equipos. La consultora de seguridad nos indicará dónde colocar las cámaras de seguridad, algo crucial para proteger nuestra empresa.

 

Sin Comentarios

Publicar un comentario

This website uses its own and third-party cookies to analyze your browsing and offer a more personalized service and advertising according to your interests. Continue browsing implies the acceptance of our Cookies Policy. +info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar