Grados de seguridad en alarmas

A la hora de instalar una alarma en una propiedad, debemos tener en cuenta que no todas las localizaciones requieren del mismo grado de protección: hay alarmas para naves industriales, alarmas para domicilios e incluso alarmas para empresas de seguridad o instalaciones militares. Vamos a ver los distintos grados de seguridad en alarmas, para ayudarte a que escojas la alarma que mejor se adapte a tu situación particular.

¿Qué es el grado de seguridad de una alarma?

Cada tipo de alarma cuenta con unos componentes y parámetros que determinan su funcionamiento; en consecuencia, habrá una diferencia de prestaciones (y de precio) entre ellas.

Estas diferencias conllevan una clasificación estandarizada de las alarmas en cuatro grandes grupos (los grados de seguridad de una alarma), es decir, la forma en la que se agrupan las alarmas que pueden ser instaladas en distintas propiedades.

Esta clasificación surge a raíz de la variedad de necesidades de los propietarios: es fácil imaginar que no necesitan la misma protección una joyería o un banco que una segunda residencia o un kiosco de prensa.

No se quiere decir con esto que haya determinados negocios o viviendas que no necesiten protección, sino que las alarmas que se instalen en ellos no tendrán por qué incluir determinados protocolos o sistemas.

Aun así, todo esto no deja de ser una recomendación de uso: el cliente puede disponer del grado de seguridad que desee en su alarma, pero quizás su exceso de celo le lleve a la sobreprotección (y al consiguiente sobrecoste).

Como veremos a continuación, existen hasta cuatro grados de seguridad en alarmas: su elección estará condicionada a la naturaleza y al uso de la propiedad donde se vayan a instalar y, por consiguiente, en las necesidades concretas de los usuarios.

¿Qué grados de seguridad existen?

Alarmas de grado 1

Este tipo de alarmas están pensadas para lugares con bajo riesgo de intrusiones, es decir, donde no se prevea que ocurran situaciones indeseables como allanamientos o robos, o donde simplemente el usuario calcule que no le traiga a cuenta pagar un sistema más avanzado para proteger su propiedad.

Las alarmas de grado 1 no están conectadasremotamente a salas de control, ni a centrales de alarma con posterior aviso a la Policía: su ámbito queda exclusivamente circunscrito a lugar donde se han instalado.

Su funcionamiento se limita a implementar un detector de movimientos y emitir un sonido disuasorio, sin mayor propósito que espantar al individuo que merodee en las inmediaciones de la propiedad.

Suelen venir acompañados de cámaras de vigilancia falsas o carteles que notifican la existencia de un sistema de seguridad. Son sistemas bastante baratos, pero que apenas confieren protección al lugar, más allá de disuadir al intruso.

Alarmas de grado 2

Las alarmas de grado 2 son las más utilizadas por prácticamente todos los usuarios, formando parte habitual de viviendas o pequeños negocios: están conectadas a una central de alarmas o a centros de control que ejercen una vigilancia activa sobre la propiedad.

Estas alarmas implementan paneles de control con teclado, detectores de movimiento y cámaras de vigilancia. Además, disponen de un sistema automático de aviso a la Policía en caso de detectar anomalías o actividades sospechosas en el lugar. Los sensores y cámaras pueden controlarse desde la central o, incluso, desde el teléfono móvil del propio usuario.

Su coste es algo más elevado, especialmente al principio, pero la gran mayoría de los usuarios optan por este grado de seguridad porque, a la larga, les compensa.

Alarmas de grado 3

El tercer grado de seguridad de las alarmas comprende aquellos sistemas destinados a proteger entornos más específicos, ya que también incluyen cámaras de videovigilancia y una caja fuerte con detector sísmico (para prevenir manipulaciones no autorizadas).

Son las alarmas que se suelen encontrar en localizaciones donde se custodien artículos de gran valor o riesgo; por lo tanto, suelen implementar una doble vía de comunicación y sistemas para evitar inhibidores.

Por consiguiente, son bastante caras en comparación con las alarmas de grado 1 y grado 2: a cambio, ofrecen una protección muy efectiva.

Alarmas de grado 4

El grado 4 de seguridad es el más avanzado que existe hasta el momento, por lo que son frecuentes para proteger lugares críticos o estratégicos, donde la cuantía de los bienes custodiados sea considerable, o el riesgo de robo o allanamiento sea muy elevado.

Estas alarmas están conectadas siempre a una central receptora, sin posibilidad de desconexión eventual: ofrecen hasta 1 millón de posibilidades para elegir la clave de seguridad, dan un máximo de tres intentos para introducirla y es obligatoria su supervisión cuando vayan a ser reemplazadas.

Dada su complejidad (que también se refleja en el precio), las alarmas de grado 4 no pueden ser instaladas en cualquier tipo de propiedad: ésta debe cumplir con los requisitos que se establecen en la Orden INT/316/2011 y en distintas normas UNE-EN, directivas europeas y reales decretos.

Grados de seguridad en alarmas

¿Cuál es el mejor tipo de alarma?

  1. Las alarmas de grado 1 no se recomiendan prácticamente en ningún caso, salvo que consideres que no necesitas invertir una gran suma de dinero en proteger una propiedad en concreto. Es un caso típico de las segundas residencias o de locales donde no existan apenas objetos de valor.
  2. Las alarmas de grado 2 son las idóneas para viviendas habituales y negocios, y de segundas residencias cuyo contenido sea algo más cuantioso.
  3. Las alarmas de grado 3 están pensadas para negocios con alta probabilidad de sufrir robos o atracos: bancos, farmacias, joyerías, gasolineras, bancos, pinacotecas o administraciones de lotería.
  4. Las alarmas de grado 4 solo se pueden instalar en localizaciones elegibles según la normativa, tales como instalaciones militares, edificios gubernamentales, laboratorios químicos, entidades que custodien grandes sumas de dinero en efectivo, o ubicaciones que contengan material explosivo o peligroso.

 

Las preguntas que deberías hacerle a tu instalador de sistemas de seguridad deberían ir encaminadas a elegir el sistema de alarma que sea más apropiado para tus necesidades, en función de sus prestaciones y su precio. Te recomendamos que no escatimes en preguntas y nos consultes todo aquello que necesites saber sobre los distintos grados de seguridad en alarmas.

 

Sin Comentarios

Publicar un comentario

This website uses its own and third-party cookies to analyze your browsing and offer a more personalized service and advertising according to your interests. Continue browsing implies the acceptance of our Cookies Policy. +info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar