Análisis inteligente de vídeo: cómo funciona

Los sistemas de seguridad cada vez son más sofisticados y autónomos, utilizando nuevas tecnologías para ser más eficientes a la hora de detectar y prevenir situaciones como incursiones no autorizadas, actos de vandalismo o robos. El análisis inteligente de vídeo, por ejemplo, está incrementando la eficacia a la hora de monitorizar zonas protegidas y detectar actividades potencialmente peligrosas o de riesgo. Estos sistemas utilizan cámaras que actúan de forma independiente, analizando la situación y emitiendo alertas, tanto disuasorias, como avisos por correo electrónico o SMS.

A la hora de implementar un sistema de análisis inteligente de vídeo es muy importante elegir una cámara de seguridad con las prestaciones adecuadas.

A continuación, hablaremos sobre el análisis inteligente de video, cómo funciona y cuáles son los beneficios que aporta.

Análisis inteligente de vídeo: ¿qué es?

Un análisis inteligente de vídeo es un sistema que mejora el funcionamiento de las cámaras de seguridad dotándolas de la capacidad de detectar situaciones críticas de forma autónoma, es decir, sin la necesidad de la supervisión de una persona. Para ello hacen uso de la inteligencia artificial en el análisis de las imágenes tomadas por las cámaras.

Gracias al avance de la tecnología, la instalación de un sistema de análisis inteligente de vídeo es posible hoy en día en cualquier negocio y organización, gracias a la reducción de costes de este tipo de dispositivos.

En los sistemas de alarma y seguridad actuales, implementar un vídeo análisis es la mejor forma de incrementar el nivel de protección y seguridad, ya que genera respuestas inmediatas ante situaciones de riesgo sin necesidad de intervención humana.

Análisis inteligente de vídeo: ¿para qué sirve?

El análisis inteligente de vídeo tiene muchas aplicaciones, tanto en el sector empresarial como en organizaciones, empresas públicas o a nivel comunitario.

Podemos centrar los principales usos de estos sistemas en:

Vigilancia de edificios y comunidades de propietarios

La seguridad en edificios y las comunidades de vecinos se ve incrementada de forma notable con el uso de estos sistemas inteligentes de videovigilancia. En las zonas comunes y los lugares de acceso (puertas, barreras, ventanas, etc.) se dispondrá de una monitorización durante las 24 horas del día, de forma que se generen avisos inmediatos cada vez que se produzca un incidente.

Análisis inteligente de vídeo

Monitorización de empresas

En las empresas el uso de estos sistemas inteligentes es la mejor forma de proteger su negocio, como las zonas de acceso (como al almacén, zonas restringidas o parking), sus locales comerciales, o el parking donde guardan sus vehículos de trabajo.

Estos sistemas reducen el número de robos o actos vandálicos y aportan un mayor grado de tranquilidad a los propietarios de los negocios, que pueden descansar al saber que su empresa siempre está monitorizada y con una capacidad de respuesta a cualquier incidente en tiempo real.

Protección de perímetros y grandes áreas

Los sistemas de videovigilancia inteligente son la forma más eficaz de proteger perímetros y grandes áreas de forma automatizada. Con la instalación de cámaras inteligentes se puede monitorizar amplias zonas y generar alarmas cuando se produzcan situaciones de peligro. De esta manera, las señales de alarma se transmiten a la central receptora de alarmas y el operador actúa en consecuencia.

En zonas amplias, son necesarias muchas cámaras de seguridad lo que hace que el vigilante y operario tenga que estar atento a demasiados puntos de control al mismo tiempo. El análisis inteligente de vídeo permite monitorizar todas las cámaras de forma eficiente, lo que evita los errores habituales cuando esta vigilancia es realizada por una persona.

Análisis inteligente de vídeo: ¿cómo funciona?

En los sistemas de análisis de vídeo inteligente, cuando las cámaras detectan una situación o evento crítico, generan de forma automática una alarma (que bien puede ser sonora, lumínica o una señal a una CRA). También pueden envíar un correo electrónico avisando de la situación que se está produciendo.

Las principales características de estos sistemas inteligentes son:

  • No requieren de la atención humana, ya que funcionan de forma autónoma detectando movimientos y situaciones de emergencia.
  • Su funcionamiento es permanente, monitorean 24/7 todo lo que ocurre en su zona de visualización.
  • Generan avisos de forma automática cuando se produce una incidencia.
  • Activan elementos disuasorios de forma autónoma cuando detectan una situación de emergencia.

Conocer el análisis inteligente de vídeo y cómo funciona, es la mejor manera de sacar el máximo partido de estos sistemas para mejorar la seguridad de empresas y comunidades.

Análisis inteligente de vídeo: ¿cuáles son sus ventajas?

Implementar un análisis inteligente de vídeo para un negocio, comunidad de vecinos, edificio o cualquier zona que requiera de protección y restricciones de acceso, aporta una serie de beneficios, entre los que podemos destacar.

Mejor tiempo de respuesta

Una de las principales ventajas de utilizar un sistema de cámaras de videovigilancia inteligente es la disminución del tiempo de respuesta ante incursiones y otras situaciones de riesgo.

Al detectarse una situación anómala, se genera una respuesta inmediata por parte del sistema, se alerta a la central receptora de alarmas y se activa el protocolo de actuación en base a lo establecido con el cliente (llamando a la policía, por ejemplo).

Elemento disuasorio

Un sistema inteligente de vídeo sirve como elemento preventivo de delitos. Gracias a su capacidad para activar elementos disuasorios como encender luces o utilizar la megafonía, se pueden evitar muchas situaciones en la zona protegida.

Imaginemos un intento de incursión a la fuerza en un edificio. Cuando las cámaras detectan esta situación, automáticamente encienden las luces interiores y activan un mensaje de voz que hará que los delincuentes cesen en su actividad y abandonen la zona.

Disminuye las falsas alarmas

La inteligencia artificial permite que estos sistemas puedan detectar de forma más precisa las situaciones de peligro, lo que hace que el número de falsas alarmas habitual de los sistemas tradicionales de vigilancia se reduzca de forma notable.

El usuario final recibe un menor número de llamadas y avisos gracias a la capacidad de análisis de estos sistemas inteligentes, que sirven como filtros para alertar, solo de situaciones realmente importantes en relación con la seguridad.

Reducción de costes

Uno de los grandes beneficios de estos sistemas de videovigilancia con inteligencia artificial es la reducción de costes para la empresa, organización o entidad que los implementa.

Se unifican los sistemas de videovigilancia y verificación, se automatiza el sistema de alertas y se reduce el número de vigilantes necesarios para monitorizar y proteger una zona o empresa.

Para proteger una empresa, comunidad de propietarios o empresa, los sistemas de análisis de inteligente de vídeo son la solución ideal, ya que crean un entorno más seguro y confiable utilizando elementos disuasorios y alertando de forma automática ante cualquier incidente que pueda resultar potencialmente peligroso.

 

 

 

 

Sin Comentarios

Publicar un comentario

This website uses its own and third-party cookies to analyze your browsing and offer a more personalized service and advertising according to your interests. Continue browsing implies the acceptance of our Cookies Policy. +info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar